Parasite: lo mejor del 2019

  • Parasite (2019) es la última película del cineasta surcoreano Bong Joon-ho.
  • Fue estrenada en el Cannes Film Festival y ganó la Palme d’Or.
  • Ha recibido numerosos premios y reconocimientos, siendo el más reciente el de mejor película y mejor director en los Óscar.
Parasite, imagen cortesía CJ Entertainment.

Resulta redundante pero los aplausos no son suficientes para calificar a la mejor película del 2019 que viene de la mano del director surcoreano Bong Joon-ho, conocido también por dirigir Mother (2009) u Okja (2017). Parasite es difícil de clasificarla en un género pues ella mezcla la comedia negra, el drama, el thriller y la crítica social.

Bong Joon-ho expresa su admiración hacia Hitchcock para confrontar una y otra vez la percepción del espectador por medio del suspenso y el McGuffin. Con este último deconstruye el tema. Al principio, el espectador se dejará guiar por el título de la película y la familia Gi para concluir que la astucia y la estafa representada por estos personajes de la clase baja surcoreana, ellos son los parásitos de la sociedad. Se aprovechan de la ingenuidad y la buena fe de la familia Park que es adinerada. Tal parece que los parásitos son los pobres.

La casa (el McGuffin) que es la idealización de la riqueza también se convierte en el anzuelo del director. La familia Park tiene sus prejuicios y sus complejos. Su fobia hacia la pobreza se expresa a través de la servidumbre, su repulsión al olor y los fetiches sexuales. Del otro lado de la clase social hay un parásito. Entonces, ¿quién es el villano? ¿Los Gi con la manipulación o los Park, con el abuso de la servidumbre?

Parasite, imagen cortesía CJ Entertainment.

La respuesta es simple: ninguno de los dos son los villanos porque el director está deshaciendose de este arquetipo. Con los continuos planos de las escaleras, Bong Joon-ho asciende y desciende la crítica social hacia las desigualdades sociales existentes en su país para revelar que el verdadero villano son los preconceptos acerca el otro, el verdadero parásito y tema de la película.

Si se está en continua revisión de los preconceptos y los prejuicios, se logra descender las escaleras hasta las profundidades mismas de la humanidad para encontrar que todo hombre busca sobrevivir. Desde este lugar, al otro se le mira como un extraño y una amenaza a la vida. Eso es lo que ocurre al final de la película. El bunker donde se refugia el Señor Gi es la mentalidad humana, ambigua y movida entre el bien y el mal, el deseo de servirse a sí mismo y vencer la soledad y estar con el otro. Una distopía que no es ajena a la realidad.

Trailer de Parasite. Video cortesía del canal de Youtube ING

La adecuada composición de la fotografía, el soundtrack y las actuaciones están al servicio de la atmósfera que propone el guion, que termina por envolver al espectador en la historia. Parasite no propone un juicio ético sino una reflexión sobre la dignidad humana. Desde la dignidad se nos permite revisar qué es el privilegio y la calidad de vida, el optimismo y la felicidad. Parasite es la mejor película en la carrera de Bong Joon-ho y también del 2019.

Para saber más sobre la ficha técnica de Parasite, visita IMDb.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *