Game of thrones: la vacilante sexta temporada (1)

Game of thrones, imagen cortesía HBO

Lejos están ya los libros. Sin una clara referencia de la historia, tanto Benioff y Weiss han dado rienda suelta a la creatividad en Game of thrones, a tal punto de modificar el perfil de algunos personajes, descuidar los diálogos y darle prioridad a escenas cargadas de efectos visuales. Aun con estas eventualidades, se ha podido extraer uno de los temas que se profundiza en la sexta temporada: la religión y su impacto en el sistema político.

La historia de las diversas creencias y religiones se explora en cada temporada de acuerdo a la casa y a la región. Sin ánimos de hacer extenuante la explicación, en la actualidad nos muestran:

  • Los antiguos dioses: espíritus del bosque que yacen un árbol con un rostro tallado. Es venerado en el Norte (lo vemos en los Stark) y es la que tiene nexos con los Niños del Bosque. Fue la religión más venerada hasta que fue desplazada por la Fe de los Siete, religión oficial del reino.
  • La Fe de los Siete: un dios con siete aspectos (el padre, la madre, el guerrero, la doncella, el smith, la anciana y el extraño). Es la religión oficial del reino y es adoptada en el sur. Tiene la figura de un Septo Supremo, una especie de pastor principal que coordina la fe. También tiene un edificio principal en King’s Landing donde se venera y se da culto a los dioses que están representados mediante esculturas.
  • El dios ahogado: dios venerado en las Islas del Hierro (de la casa GreyJoy). Ha influenciado el lema de la casa: “lo que está muerto, no puede morir”.
  • El Señor de la luz: también conocido como el Señor del fuego o
    R’hllor. Tiene un importante grupo de sacerdotes rojos en Volantis y en buena parte de Essos, y lo proclaman como el único y verdadero dios. Es conocido en Westeros por Stannis, quien trae la religión y se vincula a ella gracias a Melisandre. Su lema es “la noche es oscura y llena de terrores”.
  • El dios de los muchos rostros: adorado por un grupo de asesinos de la Casa Blanco y Negro en Bravos. Allí es donde se encuentra Arya en su entrenamiento como asesina.
Game of thrones, imagen cortesía HBO

Lo curioso de las creencias es la dinámica de poder que se genera alrededor y que lo vemos en esta sexta temporada a través de Melisandre, Bran Stark y Cersei.

Melisandre es sacerdotiza del Señor de la luz. Cree que Stannis es el “príncipe prometido”, una profecía en torno a un héroe que vencerá la gran guerra con su espada flameante. Stannis ha creído ser el príncipe prometido por esta extraña y seductora mujer, que lo ha convencido a organizar sus estrategias políticas para conquistar el trono en torno a la religión del Dios de la luz. Las prácticas en las que han incurrido ambos van desde visiones en el fuego, magia de sangre, parto de sombra asesina hasta quemar a personas no solo como ventaja política sino por el elemento religioso “la muerte por el fuego es la forma más purificadora de morir” dirá Melisandre a un aturdido Davos Seaworth. Melisandre es audaz, arrogante, hermosa, joven (en apariencia) y es segura de sí misma porque piensa que es instrumento de su dios; pero ella instrumentaliza a Stannis para ajustarlo a una profecía y lo encamina al norte. El punto quiebre de Melisandre será su misma seguridad. Cuando quema a la princesa Shireen para beneficiar a Stannis en la batalla contra los Bolton, ocurre lo contrario; y ella, profundamente decepcionada por los acontecimientos, huye a Castle Black con Jon Snow. Melisandre, en la sexta temporada, sufre una crisis de fe. Todo lo que daba por sentado de su dios, todo lo que ella creía conocer de él y todo lo que pensaba de ella misma, se ha esfumado. Frente al cadáver de Jon Snow, se le pide una prueba de sus habilidades y ella, aun realizando el rito, titubea porque no cree, piensa que su dios la ha abandonado. Su confianza estaba en los milagros donde era la protagonista. Pero ahora no hay victorias. Ante la caída de Stannis, cae su proyecto del “príncipe prometido”… hasta la resurrección de Jon Snow. Pero algo ocurre: ni la vuelta de Jon Snow hace que Melisandre sea la misma. No solo se debe a que los creadores D&D no saben qué hacer con este personaje, sino que ante una crisis de fe, no puedes volver a ser el mismo. De las cenizas se levanta otra persona diferente, quizás acá se levanta la verdadera mujer de fe: humilde y mansa, un verdadero instrumento.

Game of thrones, escena de la resurreccción de Jon Snow por Melisandre en el episodio Stormborn. Video cortesía del canal de Youtube GOT Clips

Bran Stark se encuentra ahora junto al Cuervo de tres ojos, una especie de vidente que está unido al árbol de los antiguos dioses. Tanto el Cuervo de los tres ojos como los Niños del Bosque pertenecen a las primeras criaturas de Poniente. Los Stark están unidos a los Niños del Bosque mediante la religión: ambos profesan su fe a los antiguos espíritus del bosque. Sin embargo, mediante el entrenamiento del Cuervo de tres ojos, Bran conoce la verdad. Los niños del bosque han sido también creadores de un mal: The Night King, un instrumento de guerra contra los primeros hombres que talaban los árboles sagrados. Usaron a un hombre (quizás inocente, según las leyendas, un Stark) para ser instrumento de muerte contra los enemigos, pero ahora ellos y la humanidad son los enemigos de la muerte. George R.R. Martin declaró una vez que ellos representaban el cambio climático y esto será importante tenerlo en cuenta para la octava temporada.

Las hijas de Craster ven a los Caminante Blancos como dioses a rendir un tributo u ofrenda (sus hijos varones) a cambio de protección (que nos recuerdan a las antiguas tribus que rendían culto a la naturaleza); los Greyjoy tienen por dios a una criatura ahogado, a uno que representa la muerte; entre los Siete, la religión del sur, hay un personaje que representa la muerte: el extraño. Por tanto, la muerte pareciera ser venerada y hay un culto de ella. Bran se horroriza y su conexión como Cuervo de tres ojos, estará vinculado con el árbol sagrado de su religión, el mismo al que fue atado The Night King. De alguna manera, Bran se vuelve la escritura de fe, la memoria de los espíritus antiguos que buscan preservar la historia de la humanidad.

Game of thrones, escena de la creación de The Night King en el episodio The Door. Video cortesía del canal de Youtube MovieHunter TV_2

Cersei Lannister armó a una secta de fanáticos religiosos de moralidad radical para eliminar a su rival (reina ahora) Margaery Tyrell. Según una profecía que le dijo Maggy The Frog, tendría tres hijos y sería reina hasta que otra más joven y hermosa llegaría a quitarle su puesto. Desde entonces, Cersei está obsesionada con rivales que pueden arrebatarle lo que más ama (incluso más que sus hijos): el poder. Ser reina es la única ventaja que tiene sobre otros y no desea perder su puesto; ser la Reina Madre es una posición de desventaja. Instrumentaliza a los Sparrow para vengarse de los Tyrell. Ella dirá al líder, una especie de pastor que es querido por el pueblo (High Sparrow): “la fe y la corona son dos pilares que sostienen el reino. Si uno colapsa, también el otro”. La intención de Cersei era fusionar el Estado y la religión para sus propios fines. High Sparrow se deja instrumentalizar porque también tiene una agenda, los reyes son solo instrumentos para alcanzar el poder. Y aquí está el verdadero peligro de esta vinculación. Le dirá a Cersei: “juntos podemos derrumbar un imperio”. La religión terminó controlando al Estado: High Sparrow a través de un manipulable rey Tommen, llevó a juicio a la reina madre. Pero la reina volverá a usar el único recurso que le queda, la violencia, en una de las escenas mejor llevadas a cabo tanto en imagen como en el soundtrack.

Game of thrones, escena del juicio de la reina madre en el episodio The winds of winter. Video cortesía del canal de Youtube Doran Martell.

Para conocer la ficha técnica, haz clic en IMDb

Para conocer la reflexión de la primera temporada, haz clic en primera temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la segunda temporada, haz clic en segunda temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la tercera temporada, haz clic en tercera temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada, en lo referente al rey como autoridad, haz clic en cuarta temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada, en lo referente a la figura del padre como autoridad, haz clic en cuarta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada desde la traición, haz clic en cuarta temporada 3 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la quinta temporada desde las decisiones, haz clic en quinta temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la quinta temporada en lo referente a astucia, haz clic en quinta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la sexta temporada desde la historia, haz clic en sexta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la séptima temporada, haz clic en séptima temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre lo mejor de la octava temporada, haz clic en octava temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre lo peor de la octava temporada, haz clic en octava temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre el tema de la octava temporada, haz clic en octava temporada 3 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la octava temporada desde el episodio final, haz clic en octava temporada 4 Game of thrones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *