Game of thrones: la importancia de un buen final


Game of thrones, imagen cortesía HBO

Tyrion, en el sexto episodio de la octava y última temporada de Game of thrones, dice lo siguiente: “no hay nada más poderoso que una historia”. Tyrion tiene razón, al menos en ese punto: no es en la historia de un rey sino la del reino: las victorias y las derrotas marcan la cultura de un pueblo. Y también esta premisa salta de la pantalla y se cuela en la historia de la televisión, donde Game of thrones será recordada no solo por el diseño de producción, la fotografía, los efectos visuales, diseño de arte y algunas actuaciones, tramas de sus primeras temporadas; sino por su última temporada… y en especial por ese final, que sin duda marca (y para mal) su propia reputación como el fenómeno televisivo del siglo XXI. Y la marca es, precisamente, por la decepción y fustración que ha generado en los espectadores que han invertido su tiempo durante estos nueve años.

Game of thrones no es la primera serie que entra en esta categoría. Antes de ella, Lost (creada por J.J. Adams) la precede como aquella que descuidó y desmejoró su trama, confundiendo a los espectadores hasta culminar, luego de seis temporadas, con un final sin sentido. Otra serie polémica en su final fue The Sopranos (creado por David Chase). Luego de unas sólidas temporadas, los creadores deciden culminar la historia de Tony Soprano y su familia con un repentino Fade Out en medio de una escena de un restaurante. Ese final “abierto” dejó con la interrogante sobre si el protagonista vive o muere. La diferencia con Lost y The Sopranos, es que en Lost los creadores perdieron el sentido de la historia, improvisaron y decidieron rematarlo de la misma manera cómo llevaron la serie: perdidos. Con The Sopranos sucede lo contrario: la intención fue generar polémica y discusión, ya que la canción de fondo en esa escena también está contando el final del protagonista.


Game of thrones, imagen cortesía HBO

Seinfeld, Avatar The Last Airbender y Breaking Bad son otras series que podemos mencionar con unos finales memorables. Seinfeld, después de su novena temporada, teniendo todo el éxito de audiencia y el beneplácito de NBC, los creadores Larry David y Jerry Seinfeld decidieron culminar la serie en su punto más popular pero con una historia que si bien despierta el humor y reune a todos los personajes que participaron durante ese tiempo, para ser un final, resultó decepcionante. Al día de hoy, los actores (cuando los entrevistan) desearían otro final acorde al espíritu de la serie. Avatar The Last Airbender (creado por Bryan Konietzko y Michael Dante Dimartino) es la excepción a esta regla de los finales decepcionantes. Pese a ser una serie animada, toca temas fantásticos (como Game of thrones) pero respeta el desarrollo de los personajes, la historia está bien planificada por temporadas y el final resultó sorprendente y satisfactorio para los seguidores. Otra excepción a la regla es Breaking Bad (creador Vince Gilligan). Catalogada como la mejor serie de la televisión, en sus cinco temporadas nos muestra el viaje de Walter White, de héroe a antihéroe. Su final va acorde al perfil y motivación del personaje y está de más decir que fue celebrado por los seguidores. Breaking Bad es la escuela de cómo presentar un guion y narrativa.

Ese es el truco de todo final: generar satisfacción. Y muchos guionistas o creadores confunden el término con complacencia o predicciones. Y si piensan así es que escriben para una audiencia, una masa informe al cual le dan contenido. Game of thrones tienen espectadores. La misma palabra Espectador define quién es: Spectator es alguien que espera. ¿Qué espera? No espera contenido, no es pasivo, sino quiere participar de la experiencia de ese contenido. Así que el espectador va a ver y también hablar/pensar/compartir sobre ese contenido. Eso ha ocurrido: internet está plagado de blogs, artículos, videos y comentarios por las redes sociales, criticando el final de la serie. Todos son espectadores y la experiencia no ha llenado las expectativas.

Ninguno esperaba un final Disney. Suponerlo es caer en un error. También el subestimar y criticar a los espectadores de “fans tóxicos” y otros calificativos, además de no comprender el ritmo actual de la industria del entretenimiento. Pero el mejor final para una serie es aquella donde hay consistencia en el perfil de los personajes, sus decisiones y las consecuencias de las mismas.

Lo más importante en toda serie de teleficción son dos episodios: el piloto, donde la cadena de televisión o streaming aprueba y decide invertir en la temporada; y el final, donde el espectador valida o no toda la historia que ha invertido su tiempo en seguir. 3 villanos en una temporada, cambiar la personalidad de los personajes e improvisar un final muy semejante a El Señor de Los Anillos, es la mayor de las debilidades. Game of thrones merecía ser un referente para futuros proyectos audiovisuales. La esperanza de estos espectadores es que en un futuro vuelva un remake de la serie completa, añadiendo el material del sexto y séptimo libro. Y si no me crees, Netflix hará el remake de Avatar the lastbender con el aval de sus creadores.

Para conocer la ficha técnica, haz clic en IMDb.

Para conocer la reflexión de la primera temporada, haz clic en primera temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la segunda temporada, haz clic en segunda temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la tercera temporada, haz clic en tercera temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada, en torno al rey como autoridad, haz clic en cuarta temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada, en torno a la figura del padre, haz clic en cuarta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la cuarta temporada, en torno a la traición, haz clic en cuarta temporada 3 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la quinta temporada desde las decisiones, haz clic en quinta temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la quinta temporada en lo referente a astucia, haz clic en quinta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la sexta temporada en lo referente a la religión, haz clic en sexta temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la sexta temporada desde la historia, haz clic en sexta temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión de la séptima temporada, haz clic en séptima temporada Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre lo mejor de la octava temporada, haz clic en octava temporada 1 Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre lo peor de la octava temporada, haz clic en octava temporada 2 Game of thrones.

Para conocer la reflexión sobre el tema de la octava temporada, haz clic en octava temporada 3 Game of thrones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *